Ciclo Formativo Dietética

Apps de nutrición. ¿Debemos confiar en ellas al 100%?

Apps de nutrición

Apps de nutrición

Entre nuestros alumnos del Grado superior de dietética hemos debatido en numerosas ocasiones el tema de las famosas aplicaciones móviles sobre nutrición. Nuestros profesores son conscientes de que éste es un tema de gran actualidad debido a que cada vez más personas las usan mientras realizan sus compras. Nuestros alumnos, como futuros titulados superiores en dietética, deben tener un criterio sobre este tipo de tecnologías y además deben informar a los posibles usuarios sobre los pros y los contras de prescindir de verdaderos expertos en nutrición y dietética y confiar solamente en un algoritmo, que es lo que nos ofrecen estas aplicaciones móviles.

Durante el curso hemos realizado prácticas en las cuales se han descargado algunas apps como: Yuca, Coco o Real Food, creada por Carlos Ríos, Dietista-Nutricionista, creador del movimiento Realfooding.

Como mencionábamos anteriormente, las apps de nutrición se han puesto muy de moda, quizás porque nos encantan las aplicaciones, porque son muy sencillas de usar, porque durante el proceso de compra vas escaneando el producto y dependiendo de la aplicación te dicen si el producto es sano, ultraprocesado, etc.  Hay algunas apps de nutrición que incluso nos hablan de productos mediocres o que aconsejan que no los compres.

Por concretar, vamos analizar 3 de esas aplicaciones como son Coco, Yuca y Real Food. Es importante saber que cada aplicación tiene unos baremos diferentes.

Por ejemplo, Yuca se centra más en los componentes orgánicos de los productos (no solamente alimentos, si no también cosméticos), mientras que Coco y Real Food están más enfocados en alimentación y el tema de alimentos procesados, ultraprocesados, etc.

Análisis de 3 Apps de nutrición

Análisis app de nutrición EL COCO

Esta aplicación lee comestibles y bebidas. 

Se basa en criterios como las clasificaciones Nova y Nutriscore.

La clasificación Nova tiene una escala entre el 1 y el 4 en función del grado de procesamiento de los alimentos, en la que el número 1 significaría que la bebida o alimento no ha sido procesado o mínimamente procesado, y el número 4 significaría que está ultraprocesado.

La clasificación Nutriscore lo que hace es medir la calidad de esos alimentos con un código de 5 letras: A, B, C, D y E, que van desde excelente a muy malo y además lo enfatiza con una clasificación de colores que van desde el color verde de la A (producto recomendable), hasta el color rojo para la letra E (producto no recomendable).

Lo que sugiere esta aplicación móvil de nutrición es que primero nos fijemos en la clasificación Nova para ver el nivel de procesamiento del producto y a continuación veamos la clasificación en Nutriscore.

En realidad, esta app no puntúa, simplemente da información (sacada de OpenFoodFacts). Tienen algunos fallos porque, por poner un ejemplo, la clasificación Nutriscore puntúa con una D el aceite de oliva virgen extra (debido a su cantidad de grasa) y en cambio puntúa como algo bueno las bebidas cero.

App de nutrición el coco

Análisis app de nutrición YUKA

Yuka clasifica además de los comestibles y bebidas, también productos de cosmética.

Utiliza varios criterios y además en diferentes proporciones que son las siguientes:

Usa Nutriscore (60% de la puntuación) para evaluar la calidad nutricional del producto. También analiza si tiene o no aditivos (30% de la puntuación), por último, y en un porcentaje menor, analiza si es producto es ecológico (10% de la puntuación).

La puntuación de Yuka es del 1 al 100 y además te dice si es excelente, bueno, malo o mediocre. Asimismo, nos muestra un resumen de los componentes negativos y positivos de un producto (mediante la información de OpenFoodFacts).

En resumen, premia mucho los productos frescos y puntúa mal los aditivos.

App de nutrición Yuka

Análisis app de nutrición MY REAL FOOD

Esta aplicación analiza solamente productos alimenticios.

Los criterios de esta aplicación se basan en una versión avanzada del sistema Nova y el sistema de sellos negros chileno para los indicadores informativos.

Divide los productos en tres categorías: comida real, buen procesado y ultraprocesado.

Asimismo, incluyen indicadores que informan de los niveles altos en azúcar, sal, grasas saturadas o calorías.  No revelan si OpenFoodFacts es su base de datos.

Premia los productos poco o nada procesados y penaliza los ultraprocesados.

App de nutrición My Real Food

Opiniones en contra de las apps de nutrición:

Diferentes expertos en nutrición como es el caso de Beatriz Robles, ponen en duda este tipo de aplicaciones. Beatriz afirma: “además de potenciar el miedo o, lo que sería más grave, lo utilizan para mostrar un pretendido compromiso informativo que, contradictoriamente, contribuye al ruido y a la desinformación”.

Estas aplicaciones se basan principalmente en las opiniones de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y en las de “estudios independientes” que no identifican.

Robles se pregunta: “El consumidor desconoce el peso que se le otorga a cada fuente, así como la calidad y el rigor de esos estudios independientes, también de origen desconocido”.

Las palabras como “riesgo alto” o “controvertido” que utilizan estas aplicaciones de nutrición, nos hacen creer que algunos productos son incluso peligrosos. En opinión de Beatriz Robles, los controles que se han realizado por parte las autoridades competentes, no dejan lugar a dudas de que esos productos son seguros.

Pero en lo que insiste esta experta en nutrición es en que estas apps no dejan claros los criterios en los que se basan para valorar los diferentes productos. Además, al querer simplificar tanto los resultados para el consumidor, caen en errores como penalizar el ácido ascórbico, que no es otra cosa que añadir Vitamina C a los productos para que estos no se oxiden tan rápidamente, o como hemos dicho anteriormente, penalizar el aceite de oliva virgen extra  o los garbanzos cocidos.

Nuestra opinión como expertos en dietética

En nuestra opinión esto puede ser simplemente una ayuda, lo que hacen estas aplicaciones es traducirte algo que es un poco complicado para las personas, ya que leer e interpretar el etiquetado requiere de un mínimo de conocimientos porque, por ejemplo, el azúcar no sabes si es azúcar añadida o del propio producto. Por poner un ejemplo, en la salsa de tomate hay un contenido de azúcar del propio tomate y eso la gente cuando lo ve en la etiqueta piensa que todo es azúcar añadido.

Estas aplicaciones son una ayuda para personas que no tienen conocimientos en temas alimentarios, pero no es una guía para fiarte al 100%, ni para basar en esto tu lista de la compra. Es mejor leer el etiquetado, aprender a diferenciar entre un elemento bueno y malo por propio conocimiento a ir a lo fácil con un escaneo.

Es una herramienta de ayuda, pero no puedes basar tu compra ni tu nutrición al 100 % en ellas, no obsesionarte por los resultados que te ofrecen.

Kapital Inteligente