Noticias formación profesional

Por qué estudiar anatomía patológica

anatomia patologica
En el ciclo de formación profesional de Anatomía patológico y Citodiagnóstico los alumnos aprenden a realizar técnicas histológicas y citológicas de los diferentes órganos y tejidos. Aprenderá a organizar el área asignada de trabajo (gabinete o unidad) llevando a cabo necropsias, procesando biopsias y haciendo el etudio citológico de muestras clínicas. Validando e interpretando los resultados para que sean la base al diagnóstico clínico o médico-legal.

Qué es anatomía patológica

La anatomía patológica (AP) es la rama de la medicina que se ocupa del estudio, por medio de técnicas morfológicas, de las causas, el desarrollo y las consecuencias de las enfermedades. El fin último de esta especialidad es el diagnóstico correcto de biopsias, piezas quirúrgicas, citologías y autopsias. En el caso de la medicina, el ámbito fundamental es el de las enfermedades humanas. La anatomía patológica es una especialidad médica que posee un cuerpo doctrinal de carácter básico que determina que sea, por una parte, una disciplina académica autónoma y, por otra, una unidad funcional en la asistencia médica.

Las pruebas de Anatomía Patológica se realizan para estudiar la causa, la evolución y las consecuencias de numerosas enfermedades, analizando las células de tejidos y tumores del organismo. Tiene, por tanto, un importante valor diagnóstico y pronóstico. También es una herramienta fundamental de la medicina forense.

Patologías

  • Cáncer: La obtención y posterior análisis de una muestra de tejido de un bulto surgido en cualquier órgano permite determinar si éste es benigno o canceroso. También, ante un diagnóstico de cáncer el estudio del análisis tumoral facilita la identificación del tipo de células cancerosas de que se trata, lo que es muy útil tanto para el diagnóstico como para la definición del tratamiento.
  • Procesos inflamatorios: Algunos los procesos patológicos que cursan con inflamación (las enfermedades acabadas con el sufijo itis) pueden requerir la realización de una biopsia para establecer un diagnóstico preciso y determinar las causas de la enfermedad inflamatoria.
  • Enfermedades degenerativas: La Anatomía Patológica permite analizar los tejidos para establecer la presencia de cambios en la estructura celular que ayuden a establecer un diagnóstico preciso y evaluar su evolución.
  • Infertilidad: En gran número de las pruebas de fertilidad que se realizan se utilizan técnicas de Anatomía Patológica.
  • Enfermedades o malformaciones congénitas durante el embarazo: En los casos de embarazo de riesgo se realizan pruebas de anatomía para analizar el líquido amniótico o el tejido coriónico con el fin de determinar si el feto presenta o no algún tipo de enfermedad congénita.
  • Infecciones: En Ginecología, por ejemplo, se realizan de forma habitual pruebas de Anatomía Patológica que permiten detectar la presencia de infecciones vaginales, entre ellas las causadas por el VPH, que es un factor de riesgo frente al cáncer ginecológico.

Pruebas diagnósticas

La biopsia, definida con la obtención de una muestra de tejido o líquido orgánico para su posterior estudio en relación a la sospecha de una eventual enfermedad, es una técnica habitual utilizada en Anatomía Patológica. El análisis de la muestra obtenida se puede realizar con diferentes técnicas:

  • Hinmunohistoquímica: Se utiliza para la identificación de determinados antígenos que tienen una función de marcador específico, lo que sirve de mucha ayuda para el diagnóstico de determinadas enfermedades, como es el caso del cáncer.
  • Citología o frotis: La más conocida es la citología vaginal, con la que se obtienen células para analizar en el laboratorio y determinar si tienen alterada su funcionalidad y, en caso de que así sea, establecer la causa.
  • Microscopía electrónica: Permite visualizar la célula o la muestra de tejido ampliando su tamaño hasta miles de veces, facilitando así el estudio de su estructura y la presencia de eventuales anomalías que permiten establecer un diagnóstico concreto.
  • Hemapatología: En este caso se estudian las células sanguíneas y sus precursores para saber si existen anomalías estructurales o bioquímicas que pueden determinar la existencia de enfermedades concretas.

 

Qué es el citodiagnóstico

El citodiagnóstico, también llamado examen citológico o simplemente citología, es el diagnóstico morfológico basado en los caracteres microscópicos de células y componentes extracelulares, desprendidos de los órganos espontáneamente u obtenidos por procedimientos que, en general, son menos invasivos que la biopsia.

Objetivos del Citodiagnóstico

1) Colaboración en el diagnóstico y tipificación de neoplasias malignas, mediante la evaluación de las alteraciones de la morfología del núcleo, del citoplasma y de las relaciones entre las células.

2) Diagnóstico específico de algunas lesiones benignas, por ejemplo: tumores benignos, hiperplasias, ciertas infecciones virales o micóticas.

3) Elección de pacientes que deben ser estudiados más profundamente en grupos de alto riesgo para un tipo específico de cáncer.

4) En hematología, examen cualitativo y cuantitativo de los elementos figurados de la sangre periférica (hemograma) y de la médula ósea (mielograma).

Métodos de Obtención de la Muestra

1) Citología exfoliativa
Se recoge material desprendido espontáneamente o en forma inducida de las superficies de los órganos. En la mayoría de los casos, la toma de la muestra se hace recogiendo material de un área amplia, sin visión directa de una zona sospechosa, como se aprecia en los siguientes ejemplos.

2) Citología por aspiración con aguja fina
Se introduce en la lesión una aguja más fina que las empleadas para biopsia. El corte por el filo de la aguja y la aspiración por la presión negativa que se produce dentro de ella desprenden un líquido sanguinolento que contiene grupos de células; con este líquido se prepara el frotis.

¿Qué vas a aprender y hacer si estudio el Ciclo Superior de Anatomía Patológica?

Serás capaz de:

  • Organizar y gestionar, a su nivel, el área de trabajo asignada en la unidad/gabinete.
  • Realizar necropsias clínicas o médico legales bajo la supervisión del facultativo.
  • Procesar piezas necrópsicas, quirúrgicas y biópsicas clínicas dejándolas listas para sus estudio por el anatomopatólogo.
  • Realizar la selección y aproximación diagnóstica de citologías, bajo la supervisión del facultativo.
  • Realizar el registro fotográfico de las piezas y preparaciones a nivel macroscópico, microscópico y ultramicroscópico.